NESTORGM.COM

Astronomía, astrofilia… y alguna rareza que otra

UN DÍA TAN HERMOSO. Isaac Asimov.

Se trata de un relato donde Asimov invierte el concepto que nosotros tenemos de normalidad y lo convierte en algo raro, estridente, aberrante.

Publicada por primera vez en 1954 en una antología de relatos llamada “Star Sciencie Fiction Stories Nº.3” editada por Frederik Pohl.

El cuento transcurre en el año 2117 en el distrito A-3, un nuevo barrio periférico de San Francisco en donde se ha implantado por primera vez un sistema de teletransportación para personas y cosas, haciendo innecesarias las puertas de las casas, sustituyéndolas por Puertas, con “P” mayúscula.

Un buen día, cuando el niño Richard Handshaw, “Dickie”, se dispone a ser teletransportado por La Puerta al colegio, esta se estropea. El niño decide utilizar la puerta tradicional y llegar al colegio andando. No tarda en perderse por el desconocido exterior y empieza a deambular expuesto a los elementos y la intemperie. Después de hacer esto varias veces pese a que La Puerta ya queda reparada, el mundo exterior le empieza a resultar fascinante y el niño sale diariamente a pasear por el puro placer de hacerlo.

Cuando coge un resfriado, su madre, la señora Hanshaw, se espanta ante la rara conducta del niño y lleva a éste a la consulta del doctor Sloane, psiquiatra, para que le trate de una posible anormalidad mental.

A pesar de sus recelos el doctor Sloan invita a Dickie a dar un paseo por el exterior y comienza a entender el rechazo del niño a utilizar Las Puertas de teletransferencia y su interés por los espacios abiertos.

El doctor Sloan trata de convencer a la madre de Dickie de que no lo castigue severamente y trate su actitud con normalidad de modo que, al dejar de prohibírselo, al niño no le resulte atractivo salir al exterior y pierda interés en ello.

Finalmente, y después de varias consultas e infructuosos intentos de que Dickie use La Puerta, sucumbe ante el placer del exterior y le espeta a la señora Hanshaw:

—¿Sabe usted, señora? Hace un día tan hermoso que creo que volveré andando a mi casa.

En este cuento se retrata una sociedad que se ha vuelto agorafóbica debido a los avances tecnológicos, más concretamente a los teletransportadores de materia, que han hecho innecesario salir a la calle a caminar.

Lo dicho arriba, es un cuento que juega con el concepto de qué es lo normal y que muestra cómo los avances tecnológicos pueden cambiar nuestros hábitos, no solo sociales, sino también mentales y de percepción de lo natural.

Desde luego, como todas las historias de anticipación, es un tanto exagerado para aumentar el interés de la lectura, y más aún con el tema de los teletransportadores, que son casi un imposible. Pero no deja de ser llamativo que leyendo las noticias nos encontremos con que se haya detectado un importante porcentaje de gente que cada vez más prefiere permanecer en sus casas disfrutando de mundos virtuales, contactos on-line y vidas imaginarias, dejando en un segundo plano, si no anulándolo completamente, el contacto real con la gente, salir al cine, cenar con amigos o familiares, en fin,

disfrutar de un día maravilloso.

Siguiente Publicación

Anterior Publicación

© 2020 NESTORGM.COM

Tema de Anders Norén