NESTORGM.COM

Astronomía, astrofilia… y alguna rareza que otra

NOSOTROS, LOS MERCADOS.

El mundo de los mercados financieros es bastante opaco debido, bajo mi punto de vista, a la herencia cultural. Daniel Lacalle, que escribe todas las semanas el editorial “Lleno de energía”, de cotizalia.com se ha propuesto explicar al gran público cómo funcionan las cosas en este ámbito. Pese a que en un principio se creía que el público iba a ser reducido debido a lo supuestamente árido del tema y a que el autor es nóvel y por tanto desconocido, ha sorprendido a propios y extraños al colocarse entre los libros más vendidos.

En éste, su primer libro, Daniel Lacalle apunta desde un principio que no estamos ante un libro típico. No ha escrito sus páginas para agradar ni levantar simpatías, lo ha hecho para compartir su amplia experiencia y para enseñar.

Lo primero que va en esa dirección es el título «Nosotros, los mercados» en el que no se deja avergonzar por trabajar en un sector al que se le echan las culpas de cualquier mal. Según Daniel Lacalle “los mercados no atacan, se defienden”. Trata el mundo de las inversiones, hedge funds o city londinense desde su perspectiva personal, desde su experiencia desde dentro.

Argumento

En un principio traza su propio perfil profesional, partiendo desde su época de directivo en Repsol hasta el salto al vacío que supuso el competitivo mundo de las finanzas y cómo, paso a paso, fue adquiriendo puestos de mayor responsabilidad. Partiendo de esa base, arremete contra algunos de los mitos que existen sobre el funcionamiento de los hedge funds, los intermediarios y los operadores financieros, al tiempo que ofrece su punto de vista acerca de la crisis europea y española actuales. Propone líneas a seguir para solucionar el mal estado de las cuentas públicas y, por ende, el de la economía europea. Aparte, también ofrece una serie de consejos genéricos acerca del mundo de las finanzas y la toma de decisiones de inversión.

Las claves de “Nosotros, los mercados”

En esta época de depresión, desaceleración, recesión, crisis o como se quiera llamar, en la que “los malvados especuladores” y “los mercaos” ocupan el primer lugar de los culpables para medios generalistas y políticos de diversos colores, cualquier labor didáctica acerca de los mismos es un desmentido tras otro. Sin complejos, Daniel Lacalle defiende la función esencial que desempeñan los operadores financieros en cualquier economía desarrollada. “Todos somos el mercado, integrado por nuestros ahorros y nuestras inversiones”;  “El Tesoro no coloca con éxito. Le endeuda a usted”; “La ‘dictadura’ del mercado es un invento de países y entidades que han abusado del crédito fácil y barato y de la época de bonanza, y ahora quieren que siga la fiesta sin pagar más ni cambiar nada”; “Todos somos el mercado, integrado por nuestros ahorros y nuestras inversiones”.

En una parte más avanzada del libro aborda la crisis europea de la deuda y el dogma de que el dinero es gratis y se debe prestar de forma ilimitada. ¿Por quién?

Es aquí donde arremete contra los políticos que afirman que todo se solucionaría si hubiese crédito ilimitado o aquellos que aconsejan un equilibrio entre austeridad y crecimiento. La gente que se preocupa por su dinero, sus ahorros está dispuesta a defenderlo y está en todo su derecho de huir de los países que incumplen una vez tras otra sus previsiones de crecimiento y austeridad o que directamente mienten. ¿Qué administrador responsable de un fondo de inversión mantendría sus posiciones cuando los gobernantes de un país provocan en tiempo record que de tener superávit fiscal se pase a una cifra de déficit de dos dígitos sobre el PIB, o pasar de una deuda de menos del 40% a superar el 80%?

[…]las inyecciones de liquidez y tipos de interés artificialmente bajos son en el fondo un robo. Un robo al eficiente para financiar al ineficiente”. En esta línea aconseja no despreciar a los inversores ni afirmar que “van contra España mientras que los políticos que nunca han cumplido sus compromisos son sus verdaderos defensores”. Y esta es la argumentación para rechazar que “[…] los mismos estados que nos han metido en esta crisis nos saquen de ella”.

Rechaza tajantemente los rescates bancarios y no comulga con los supuestos beneficios de los “acuerdos sociales” y de paso rechaza el ingreso de los políticos en los consejos de empresas privadas, ofreciendo gráficos que muestran el poco beneficio que reportan a las mismas.

Conclusión

La idea central de cómo debería ser la recuperación es  “[…] la reducción de la deuda, no del déficit. Y eso sólo se hace desde el gasto”. Sin embargo, estamos tan enganchados a la deuda, empezando por los gobiernos, como un drogadicto a la droga, y tenemos muchos síntomas en común, empezando por negar el problema, creer que tenemos derecho a suministro infinito y barato o el clásico “no te preocupes, yo controlo”. Y de ahí pasamos a considerar deleznable el comportamiento de Alemania o el BCE, que no quieren prestarnos el dinero gratis. Y en este paso nos encontramos con que los que antes elogiábamos como inversores inteligentes, de los que presumíamos y que adquirían nuestra deuda, hoy condenamos como malvados especuladores porque no se fían de los que nos gobiernan y ponen su dinero a buen recaudo en otros países más responsables con sus cuentas y previsiones.

En la parte final del libro, Lacalle entra en detalles de cómo es el día a día de un hedge fund, un capítulo 36 con sus “diez reglas para invertir”,

Aunque la parte central es la que más tecnicismos tiene y no logra hacerse entender al mismo nivel que el resto del libro, es un libro didáctico y ameno, muy “entendible” para los que no estamos en el gremio y desde el punto de vista español y al mismo tiempo cosmopolita.

Es el tipo de libro que aconsejaría leer a alguien que quiere saber sobre el tema y que no cree que todos los problemas vienen desde fuera, sino que algo hemos tenido que ver nosotros con nuestras decisiones con del dinero y nuestras ideas acerca de su origen y el de la deuda.

P. D.: A partir de la 3ª edición hay un capítulo que se escribió específicamente para tratar el tema de la crisis de Chipre.

próximo Publicación

Atrás Publicación

© 2019 NESTORGM.COM

Tema de Anders Norén