NESTORGM.COM

Astronomía, astrofilia… y alguna rareza que otra

LA MEDIDA DE TODAS LAS COSAS.

En 1791 Luis XVI, cautivo y apunto de ser derrocado, autoriza el viejo y ansiado proyecto de la Academia de las Ciencias de Francia de unificar el caótico sistema de medidas del reino midiendo la longitud del meridiano 0º de París y así obtener la unidad de medida universal, el metro, que sirviera como patrón para todos los pueblos del mundo.

Este colosal trabajo que llevaría 7 años de viajes se encargará a dos astrónomos de primer orden: Jean Baptiste Joseph Delambre (1749 – 1822) y Pierre François André Méchain (1744 – 1804) El primero está encargado de medir el tramo que va de París a Dunquerque y el segundo el tramo que va de París a Barcelona.

Para ello contaban con los instrumentos más precisos del momento: los círculos de repetición de Borda.

El autor nos adentra en las penurias que tuvieron que pasar estos sensacionales científicos para realizar sus mediciones. Principalmente Méchain, que ya en tierras españolas debía realizar su trabajo con precisión extrema mientras el panorama político era convulso. Revolución en Francia, guerra con España, las dificultades y trabas burocráticas de trabajar en un país que ahora lo consideraba enemigo y, sobretodo, el tormento que le produjo descubrir un error en las mediciones de la posición de Mizar desde “La Fontana de Oro”, base de sus operaciones, una fonda en la calle Escudellers de Barcelona. El descubrimiento de este error y su ocultación, preso del pánico, lo atormentó hasta el borde de la locura y hasta la muerte.

Intentó prolongar más al sur la medición del meridiano, llegando hasta Valencia y de ahí intentar triangular con Ibiza y Mallorca, pero la fatalidad hizo que a su paso por La Albufera le picara el mosquito de la malaria y muriera pocos días después.

Ken Alder localizó la correspondencia entre los dos astrónomos y su maestro
Joseph Jérôme Lalande (1732 – 1807) y descubrió la ocultación de un error que ha durado doscientos años.
Alder hace de la ocultación de este error el eje principal del libro y atrapa al lector en un ritmo de narración que une el rigor histórico con la divulgación de la ciencia, si bien incide demasiado, en mi opinión, en que el pequeño error ocultado por Méchain se haya introducido ya para siempre en la longitud del metro quitándole universalidad.
El metro actual ya hace tiempo que no se rige por las mediciones de Delambre y Méchain, y ya no es “la diezmillonésima parte del meridiano terrestre”. En el siglo XIX y XX se han utilizado diferentes métodos para definir qué es el metro y en la actualidad está definido como la distancia que recorre la luz en el vacío en 1/ 299.792.458 segundos, desde la 17ª Conferencia General de Pesos y Medidas de 1983.
A pesar de ello la recuperación de la correspondencia perdida de los tres astrónomos es un gran logro.

La historia de la prolongación del meridiano Dunkerke – Barcelona hasta Valencia la detalló en un libro en 1996 Antonio E. Ten Ros, profesor de historia de la ciencia en la U.V. titulado “Medir el metro”. Lástima que esté agotado desde hace mucho y no podamos hacernos con un ejemplar.

La Medida de Todas las Cosas es la historia de dos hombres, un secreto y una de las mayores gestas de la historia de la ciencia, que triunfó a pesar de su fracaso.

Colección: TAURUS HISTORIA
Fecha de publicación: marzo de 2003
436 páginas.

Siguiente Publicación

Anterior Publicación

© 2020 NESTORGM.COM

Tema de Anders Norén