NESTORGM.COM

Astronomía, astrofilia… y alguna rareza que otra

El mundo de las estrellas

José Luis Comellas, después de «Guía del firmamento» y «Catálogo Messier», dos libros de los que casi no se puede prescindir a la hora de lanzarse a la observacióndel firmamento, nos llega «El mundo de las estrellas».

Partiendo de la afirmación de que «el universo está formado fundamentalmente de estrellas», Comellas nos lleva a dar un paseo para conocer desde diferentes perspectivas «el objeto astronómico más abundante de todo el Universo».

Conoceremos que el famoso diagrama de Russell – Hertzprung es más complejo de lo que parece, representando, no solamente las estrellas de la secuencia principal, sino también la secuencia derivada y la secuencia terciaria. Y después las particularidades de la rama horizontal. Veremos que no es tan fácil deducir la edad de una estrella por su color, ya que no todas las azules son jóvenes ni todas las rojas son viejas. Nos sorprenderá saber que todavía no es seguro que las Pléiades estén saliendo de su nido y que hay algún indicio que insinúa lo contrario.

Pasaremos a conocer el mecanismo de una estrella por dentro, los distintos tipos de fusión, conociendo las intimidades del Sol que en un segundo transforma en energía cuatro millones y medio de toneladas de materia y 600 millones de toneladas de hidrógeno se convierten en helio.

Descubriremos que hay globos de gas incandescente del tamaño de todo nuestro sistema planetario, y otros del tamaño de la Tierra, incluso los hay diminutos como ciudades o hasta aquellos objetos que fueron estrellas alguna vez y que hoy son una “singularidad” de tamaño cero.
Veremos como son las estrellas azules, blancas, amarillas, naranjas, rojas o las que emiten principalmente radiaciones invisibles a nuestro ojo.
Además de tamaños y colores se nos explica la naturaleza de las estrellas elipsoidales, las ovoidales, las estrellas pulsantes y los distintos tipos de variables, amén de los sistemas dobles y múltiples, con sus traspasos de energía que pueden hacer rejuvenecer a una estrella moribunda o envejecer prematuramente una estrella joven.

La intención final de este libro, según confiesa el autor, es animar a los no expertos en la observación del cielo a lanzarse en una noche limpia y lejos de la contaminación lumínica a descubrir las miríadas de estrellas y racimos estelares que se pueden descubrir en una noche veraniega, a observar y medir las estrellas dobles, a seguir la evolución de las variables tipo Mira o cefeidas, descubrir con instrumentos modestos nidos de lejanas galaxias, cúmulos globulares, abiertos, nebulosas, etc…
El cielo está lleno de objetos misteriosos, todos ellos compuestos por estrellas, fenómenos y espectáculos sorprendentes y cualquier persona que tenga un mínimo de curiosidad no podrá evitar el sentirse atraído por el universo que le rodea. La observación disparará el interés por aprender mas sobre lo que se ve y el conocimiento adquirido impulsará a observar con mucho interés y dedicación, y como dice Comellas:
“La afición a la astronomía se potencia cada día, y no se acaba nunca”.

Texto adaptado del aparecido en la revista RIGEL 185

Siguiente Publicación

Anterior Publicación

© 2020 NESTORGM.COM

Tema de Anders Norén