NESTORGM.COM

Astronomía, astrofilia… y alguna rareza que otra

Azarquiel y Otras Historias

Antonio Claret dos Santos, científico del Instituto de Astrofísica de Andalucía y CSIC, nos descubre en «Azarquiel y otras historias» una parte olvidada de la historia de la astronomía española.
Cuando Europa entera estaba ahogada por el conservadurismo cristiano el único lugar donde floreció la ciencia, y más concretamente la astronomía, fue la Península Ibérica convirtiendo a Al-Andalus en el centro mundial de estas disciplinas y del pensamiento en general.

Abu Ishaq Ibrahim ibn Yahya al-Zarqalluh, más conocido como Azarquiel, Ibn Baso, Maslama al-Mayriri o Ibn Tufay son sólo algunos de los hombres que protagonizaron los primeros avances de la astronomía de nuestro país.

Durante el siglo X y XI la libertad intelectual y la flexibilidad de la religión que caracterizaron la dominación andalusí hizo posible que se inventaran y desarrollaran diversos instrumentos de medición astronómica que permitían, además, predecir fenómenos como eclipses de sol y luna. Según Claret “el llamado método científico, cuya introducción se atribuye a Galileo, ya estaba presente en la ciencia arábigo-española”.
Como las previsiones no cuadraban bien con las observaciones los astrónomos observaron más y más, reflejándose toda esta sabiduría en las Tablas toledanas y en las Tablas Alfonsíes.

Azarquiel es clave en el desarrollo de esta época. En un principio era un joven artista que confeccionaba instrumentos astronómicos por encargo, pero no tardó en convertirse en maestro de sabios diseñando algunas de sus obras más importantes, como las Tablas Toledanas, el tratado de “Azafea” que era una perfección del astrolabio, o el “almanaque de ammonio”.
Se llegaron a construir globos celestes que representaban posiciones de ¡mas de 1000 estrellas!
Los instrumentos se hacían cada vez mas bellos, precisos y versátiles.
Un ejemplo de estas virtudes es el astrolabio con lámina universal. Modificado por el granadino Ibn Baso a principios del siglo XIV, este antecesor del GPS era capaz de pasar rápidamente de un sistema de coordenadas a otro y además se podía calcular la hora en cualquier latitud.

No sólo en la construcción de instrumentos y elaboración de tablas se ceñían los esfuerzos. La teoría tampoco andaba a la zaga. El tal Azarquiel, trabajando con un instrumento, que hoy llamaríamos planetario, descubrió que la órbita de mercurio se ajustaba mejor ”si un óvalo fuese usado en lugar de una circunferencia” (!)
La influencia en el mundo occidental fué notoria. Sin embargo es interesante señalar que fue el futuro papa, Silvestre II, quien introdujo tras un viaje a España el astrolabio y las llamadas cifras árabes en Europa occidental en el año 999.

Aunque el título del libro lleva a pensar que es un monográfico sobre la ciencia de la edad media en España, la verdad es que más de medio libro trata sobre otros temas relacionados con la astronomía, tanto de siglos pasados, como de temas actuales. Así encontramos un capítulo que nos hace un recorrido por la historia de la observación de cometas, otro sobre la astronomía en tiempos de Alfonso X, las Tablas Toledanas y Alfonsíes, otro sobre estrellas binarias, que es la especialidad de Claret. Hay uno titulado “Black Hoyle” sobre la biografía del importante cosmólogo Fred Hoyle, y uno muy interesante sobre las mujeres y la ciencia, tanto de mujeres cuyas aportaciones a la ciencia fueron claves a lo largo de la historia como de la situación en la actualidad.

En las últimas páginas hay una reproducción de nueve de las páginas del libro de las láminas de los VII planetas, y al lado de cada cual una transcripción de la misma directamente del romance.

A pesar de lo variado de sus temas, es un libro sencillo, con capítulos cortos, ameno y que no cuesta ningún esfuerzo leer.

El autor nos dice: “… la cultura arábigo-española del pasado[…] hay que valorarla en su justa medida. Sin exagerar en sus logros pero tampoco sin minimizarlos […] somos y seremos parte de aquello que heredamos”.

Texto adaptado del aparecido en la revista RIGEL 187

Siguiente Publicación

Anterior Publicación

© 2020 NESTORGM.COM

Tema de Anders Norén