NESTORGM.COM

Astronomía, astrofilia… y alguna rareza que otra

VUELTA A LA ACTIVIDAD II

Dobson 30 cm con traje tradicional

15 de marzo. Una noche después de la anterior observación decidí repetir experiencia, aprovechar las buenas condiciones y escaparme de nuevo a observar.

Me escapaba “a” observar y me escapaba “de” Valencia ya que estábamos en plenas fallas y parece que aquí no se conocen los límites de lo aceptable. De modo que me fui con el 300 a mi fiesta particular.

Esta vez no me conformé con quedarme donde el día anterior y me fui más arriba a buscar un cielo algo mejor, al lugar habitual, a algo más de los 1.200m.

Esos 15 kilómetros de más fueron suficientes para que dos conejos más me salieran al encuentro. Ya me deben conocer, porque voy mucho por allí y siempre me saludan al pasar con un movimiento de orejas. 🙂

Protocolo habitual: saco los aparejos, pongo todo apunto, enchufo el ventilador grande al telescopio y me meto al coche a cenar.

Después de la parte gastronómica pongo a Sinatra en marcha, salgo a meterme en faena y quito el ventilador (es bastante grande y tropieza con el cajón cuando el tubo apunta cerca del zenit) pero se lo tengo que volver a poner porque al rato han comenzado a surgir de nuevo corrientes de aire caliente que surgían del espejo.

Nada más llegar, a eso de las nueve menos algo (antes de que cambiasen la hora), se apreciaba claramente una importante luz zodiacal que engullía completamente las Pléyades y chocaba directamente con la Via Lactea.

Para probar el cielo, vuelta de rigor por los objetos típicos (M42, M1…) y ajuste de la colimación. El seeing parecía que iba a ser decente y la oscuridad aceptable.

Por la lejanía no dejan de oírse los ¿ladridos? de los zorros, aunque en esta zona se los conoce con la forma femenina del término, pero para no herir sensibilidades las llamaremos vulpéculas. 😀

El primer objeto de la caótica lista de hoy es NGC 2841, en las patas delanteras de la Osa Mayor, es una galaxia espiral de magnitud 9 y dimensiones 6,6’ x 3,4’. Es fácilmente localizable y sin ningún problema con los 1,2º de campo del N22. La mejor opción de que dispongo es 187x.

Es fácil de observar, extensa y, como sale en algún manual de observación, hay una estrella a medio camino del núcleo y la periferia que puede llevar a pensar erróneamente en una supernova.

El cielo ha mejorado un poco en cuanto a oscuridad y el termómetro se ha desplomado unos cinco grados en poco rato. Parece demasiado. No sé si fiarme. Al final me tendré que traer cinco termómetros diferentes y hacer un promedio. 😀

NGC 3079. También en Ursa Major. Una galaxia semiladeada de mag. 10,9; espiral barrada, algo más débil que la anterior pero sigue siendo fácil. El eje menor mide 1,5’ y el mayor 8’. Este tipo de galaxias ganan interés cuando están de canto o casi, como esta.

Me parece claramente que los brazos son más visibles a un lado del centro galáctico que al otro, llegando a rodear una estrella que está a una distancia considerable.

Con 16mm. y 93x he avistado en la parte de abajo, que viene a ser el N-O, una galaxia remota o pequeña o un borrón o un intento de objeto celeste borroso que no me venía en las cartas. He echado mano del atlas fotográfico y en la toma de 3079, está. Se trata de una galaxia catalogada como MCG+9-17-9.

Tiene un número de entrada muy rebuscado para haberla encontrado sin problemas (más tarde, buscando info, veo que también se la conoce como PGC 28990 y tiene unas dimensiones de 0,64’ x 0,47’ pero no consigo ni el brillo ni ningún otro dato).

22:50h.

Sigo en La Osa con otra galaxia. NGC 2681. En las notas pone que es una galaxia espiral mixta. A efectos visuales, de lo que se ve por el ocular, es una pelota borrosa a la que no se le percibe diferencia de diámetro entre un eje y otro. De hecho pone que mide 3,8’ x 3,5’.

Su mag. es de 10,3. Es moderadamente brillante pero es fácilmente visible porque el brillo está bastante condensado. Ha sido fácil de encontrar y otra vez me he encontrado con una galaxia “misteriosa” que no me viene en las cartas.

El atlas fotográfico no me sirve de ayuda en esta ocasión, la foto es demasiado cercana. Debe ser otra galaxia de nomenclatura rara.

Siendo las 23:20h el SQM mide 21,4.

Como la zona da para más, continúo con otra galaxia.

NGC 2950. Espiral barrada, mag 10’9. Aunque se parece a la anterior, aquí sí se aprecia que un eje es mayor que el otro. Las medidas son 3,3’ x 2,4’. El eje mayor debe corresponder a la barra.

No, en este caso no he visto ninguna compañera por los alrededores.

Se le ve un núcleo muy brillante. ¿Detalles? pues… digamos que el detalle es la diferencia de brillo que hay entre el núcleo muy brillante y la periferia de una forma no continua, es decir, definiendo dos zonas diferentes en brillo.

Ya son las 12h. y por tanto es día 16. El siguiente objeto a por el que voy es la galaxia NGC 2742.

En la búsqueda de 2742 he encontrado dos galaxias en vez de una. Próximas entre sí. La más brillante era 2768 y la menos brillante era mi objetivo real, la 2742. En principio me parecía más una galaxia de fondo como aquellas dos primeras de la noche, pero las cartas no dejan lugar a dudas. ¡Mira, parezco de esos que salen por la tele engañando a la gente con una baraja, ja, ja, ja!

El objeto es una espiral en Ursa Major de mag. 11,4 más bien debilucha. Mide 3,0’ x 1,6’. Las dos galaxias las he encontrado sin problemas con el N22.

12:40h. Visita al coche a meterle glucosa al cuerpo y poner más música. Toca Gianna Nannini.

He pasado un largo rato de visita por objetos que no venían en el plan y he vuelto irremediablemente a apuntar a M51. La imagen de anoche fue buena y la de hoy ha sido mejor, si bien no la mejor que recuerdo. 8mm., 187x y 0,43º.  Se aprecian de forma contundente los brazos, su orientación, los huecos entre uno y otro, y unas cuantas estrellas superpuestas pero… le hecho en falta más oscuridad al cielo pese a los 21,4 constantes que muestra el cacharro éste.

Otros Messier han sido la pareja M81 y 82. A la primera no hay forma humana de sacarle detalle alguno. De todos modos le hace buena compañía a M82.

No hay que irse muy lejos para localizar las otras dos galaxias de esta zona, NGC 3077 y NGC 2976. M82 sí que muestra sin reparos ese corte central formado por dos cuñas, una que le viene por arriba y otra por abajo y que no convergen exactamente en el mismo punto, pese a que “parten” la galaxia en dos. Lo que viene a ser el centro de la galaxia está marcado por zonas irregulares con diferente brillo. También hay alguna zona de estas en la zona derecha. Un inconveniente cuando se ven objetos contundentes es que las palabras no pueden abarcar ni describir ni definir todos los detalles que se aprecian del objeto.

01:30h. -3ºC

Vagando un poco por las cartas y buscando objetos nuevos o exóticos me he encontrado con uno al que llaman el Septeto de Copeland: Un grupito de galaxias también conocido como Arp 320 ó Hickson 57 AH.

Está compuesto por NGC 3754, 3753, 3751, 3750, 3748, 3746 y 3745.

Con esta apertura, este cielo y… este observador, el grupo se muestra extremadamente débil. Si no hubiese sido porque inequívocamente estaba en el campo apropiado, hubiese pasado de largo sin detectarla. Me fue necesario algo así como un minuto y pico para atisbar una primera presencia. Otra vez me sale la vena mística. 😀

La 3746, que parece ser la más brillante del grupo, mide 1,3’ x 0,7’ y tiene una mag. de 15,3.

De todas estas he estado seguro de ver cuatro, evidentemente en momentos diferentes. Parecían dos parejas muy cercanas entre sí que costaba resolver. Deben haber sido 3746 con la  que tiene al lado (no sé si identifiqué la 3745 ó la 3748) y luego NGC 3753 y 3750.

Esto sí que ha sido un logro, una noche con un cielo regular y viendo un grupo cuya componente más brillante tiene 15,3 magnitudes.

Paso un buen rato explorando por la panza del León, por los alrededores de M95 y 96 sin recrearme ni identificar con qué galaxias exactamente me tropiezo.

Más tarde me entra el antojo de irme hacia la zona de Corvus en busca de las galaxias de Las Antenas, NGC 4038 y 4039. Por los alrededores hay otra que se llama 4027, a la que le echo un vistazo fugaz de tres o cuatro minutos. Por la zona anda NGC 3981.

En las Antenas se aprecian claramente los dos cuerpos diferenciados, uno algo mayor que el otro.

No sé si debido a que la galaxia se encuentra en una zona polucionada o que alguna lente está algo sucia, que el tercio exterior del campo está anormalmente iluminado.

Bien sea por una cosa u otra, a la imagen le falta contraste.

No obstante los dos cuerpos se ven bien.

La galaxia más redondita y brillante me aparece abajo y la otra, más delgadita, menos brillante y con la superficie exterior más recta, arriba. Si nos imaginamos que es un corazón, el “pico” del corazón lo veo hacia mi derecha.

A eso de las tres decido que lo bueno si breve… vamos, que me daba por satisfecho.

Con intención de volver una tercera noche recojo los aparejos mientras las “vulpéculas” de 10 kilómetros a la redonda, por sus cantos, parecen estar pasándoselo pipa.

Néstor G. M.

Siguiente Publicación

Anterior Publicación

© 2020 NESTORGM.COM

Tema de Anders Norén