NESTORGM.COM

Astronomía, astrofilia, libros... y alguna rareza que otra

NGC 7662 – BOLA DE NIEVE AZUL

En la constelación de Andromeda, que se encuentra en una buena posición en los cielos de otoño, siempre buscamos la gran galaxia M31, objeto muy extenso, que rara vez podemos abarcar en su totalidad salvo que utilicemos binoculares. También suele ser una zona donde, pasado  el verano, dirigimos nuestros telescopios para mirar más allá de nuestra Via Lactea una vez que esta se ha desplazado hacia el oeste dejando la parte alta del cielo libre para buscar una buena cantidad de «universos isla». Aparte de M31 y sus satélites M32 y M110 tenemos NGC 891 como representantes más destacados de una buena lista de galaxias asequible a telescopios medios.

Esta vez sin embargo vamos a fijarnos en otro tipo de objeto. Una nebulosa planetaria de escaso tamaño que se encuentra en las cercanías de lambda, iota y kappa andromedae. Se trata de NGC 7662, se la conoce por el nombre de Bola de Nieve Azul y no es fácil dar con ella.

Tiene un brillo considerable (magnitud 9) pero su escaso tamaño (32″ x 28″) hace que la búsqueda no sea fácil, pudiéndola confundir con una estrella si los aumentos no son suficientes. Una vez localizada y centrada a los aumentos adecuados para apreciarle volumen (al menos 50x), es evidente por su brillo. Alberga una estrella central que varía de la magnitud 12 a la 16 de modo que no es detectable a primera vista con la mayoría de instrumentos.

El color azul que le da nombre se va haciendo evidente a medida que utilizamos telescopios de mayor apertura y es producido por la luz ultravioleta de la estrella central que excita el oxígeno del «cascarón» de la nebulosa emitiendo en el rango del oxígeno doblemente ionizado, entre 5007 y 4959 angstoms. La estrella parece ser una de las mas calientes conocidas. Catalogada la fuente como IRAS 23234+4215 su temperatura se estima en unos 75.000º K y es una enana, azul, cómo no.

Este es uno de tantísimos objetos cuyas dimensiones y distancia están todavía sin resolver. Para la distancia la horquilla está entre 1.700 y 5.400 años-luz, un margen de error muy alto en el que la variabilidad de la estrella central no ayuda mucho. Por tanto la incertidumbre se extiende también al diámetro real, moviéndose las estimaciones entre las 20.000 y las 50.000 Unidades Astronómicas.

Como todas las nebulosas planetarias de similar tamaño aparente, NGC 7662 requiere de unas buenas condiciones atmosféricas para poder apreciar bien sus detalles pero, cómo no el instrumento y su diámetro son determinantes.

*Con unos prismáticos modestos de 10 x 50 es posible observarla, no olvidemos que su magnitud es de 9. Otra cosa distinta es distinguirla del resto de estrellas y detectar su «redondez», que es posible, pero muy dependiente del estado del cielo, del uso de trípode y de saber exactamente dónde apuntar.

*Con un refractor de 100mm y a unos 100x es clara una esfera sin rastro evidente de color. Colocando 200x y 250x es cuando obtenemos la escala apropiada y nos sorprende por su brillo.

*En un Newton de 200mm esa bola difusa ya tiene una forma oval bien definida en los bordes y el uso de un filtro OIII aporta un importante contraste a la imagen. Unos 200x son los que yo pondría para intentar sacar detalle interno si la noche lo permite. El centro aparece más oscuro por momentos, desvelando que la nebulosa tiene cierta forma anular, pero es difícil apreciar este detalle más allá de un instante.

*En un 300 se obtiene más luz, aunque hay que utilizar también aumentos entorno a los 200, no menos. Apreciaremos el hueco interno de forma tímida pero sin duda. La estrella central está presente la mayor parte del tiempo y, dentro del círculo se aprecia una estructura similar a dos óvalos entrecruzados. Es curioso, porque siempre los veo y ¡no existen! El uso de filtro OIII ayuda a ganar contraste respecto del fondo, pero no aporta detalles internos dignos de mención. El color azul, sin filtro es evidente hasta estos aumentos, a partir de 300 se diluye.

*Con aperturas de 400 o mayores el color azul es intenso y aguanta pasados los 400 aumentos, la estrella central está casi siempre presente y un halo exterior rodea al anillo principal de la nebulosa dándole un aspecto redondo que no tiene con telescopios menores. Se aprecia un área concentrada de brillo al NE del centro con una réplica menos brillante justo al lado opuesto de la nebulosa.

Imagen Wikipedia

Fue observada 16 veces por William y John Herschel.

W.Herschel: [Observada el 6 de octubre de 1784] Brillante, redonda, una planetaria [con un] disco bien definido. 15″ de diámetro con un refractor de 7 pies. (H IV-18)

La descripción de Dreyer es más taquigráfica, haciendo mención a su núcleo variable.

Para acabar, la principal característica de este objeto es el color. De todos modos cada observador tiene una sensibilidad cromática diferente y hay quien lo califica como «azul contundente» y otros como «ligeramente azul». Yo he ido comprobando con el tiempo que soy poco sensible a los colores y de hecho apenas recuerdo haber apreciado color con el Newton 250, aunque sí con telescopios mayores.

Se trata de una bonita y pequeña nebulosa planetaria que va a estar bastante alta durante esta estación y parte de la siguiente y, con buena estabilidad atmosférica y aumentos generosos, es un objeto que no decepciona.

¡Nos vemos ahí fuera!

Néstor.

Artículo adaptado del aparecido en la Revista RIGEL nº 227 de la Asociación Valenciana de Astronomía.

Siguiente Publicación

Anterior Publicación

© 2020 NESTORGM.COM

Tema de Anders Norén