NESTORGM.COM

Astronomía, astrofilia, libros... y alguna rareza que otra

NGC 7331 Y GRUPO DEER LICK

 

Galaxia NGC7331

Partiendo de una de las esquinas del cuadrado de Pegaso podemos escoger el “ramal” de Alpha Andromedae (Alpheratz) y allí encontrarnos con la galaxia M31 y alguna otra menor que la órbita.

El siguiente ramal en el sentido de las agujas del reloj, el correspondiente a Beta Pegasi, nos lleva a una zona repleta de galaxias lejanas, la mayoría de ellas difíciles de detectar con instrumentos modestos. La excepción es NGC7331 que, desde un lugar oscuro y contrastado, se puede incluso localizar por unos prismáticos modestos. Cerca del límite con Lacerta, es una galaxia espiral a unos 49 millones de años luz de distancia con magnitud 9,5 y unas dimensiones aparentes de ~11 x 4 minutos de arco, lo que ya indica la inclinación que tiene hacia nosotros (77º), similar a la que ofrece M31. Algunas veces se menciona que es una gemela de la Via Lactea por su morfología, de hecho, un estudio hecho por el Spitzer Infrared Galaxy Survey dejó de relieve las similitudes en cuanto a masa global, distribución estelar, patrón espiral y la presencia de un gran agujero negro en el centro de ambas galaxias, si bien los indicios de una pronunciada barra en nuestra galaxia puede que la aleje de tanta similitud.

A pesar de su acentuada inclinación no esconde su estructura espiral y en las fotografías se pueden distinguir bien sus diferentes partes. La luz de las estrellas viejas y frías dominan en la parte central mientras los brazos espirales están poblados de diversas zonas de formación estelar junto a franjas de polvo oscuro. En su centro hay un agujero negro de masa similar al que hay en nuestra propia galaxia, sobre unos 4 millones de masas solares.

En longitudes de onda infrarojas, la galaxia muestra un anillo de gas molecular a 20.000 años-luz del núcleo, acompañado de estrellas recién formadas. Parece ser que dicho anillo contiene suficiente material para generar cuatro mil millones de soles. Por dentro de ese anillo, sin embargo la concentración de gas baja bruscamente. Una de las posibles explicaciones es que el gas presente en esta región fuese conducido por un disco de acreción al agujero negro central de la galaxia. Otra posibilidad es que haya sido consumido en un período intenso de formación estelar.

Otra “anomalía” en el interior de NGC7331 es la existencia de un anillo estelar interior con un radio que va de los 1.500 a los 5.000 años-luz que gira en sentido contrario al resto de la galaxia. No acaba ahí la cosa porque también se ha encontrado en los primeros 650 años luz del bulbo central un disco interior cuyo gas ionizado gira más rápido que su entorno y cuya población estelar es sensiblemente más joven que la del resto del bulbo, cuyas estrellas rondan los dos mil millones de años. El único modelo que explicaría el disco retrógrado y la zona de gas “rápido” sería la absorción de una galaxia en el pasado y estas dos zonas “extrañas” serían los restos de aquella galaxia absorbida.

Hasta el año pasado, sólo se tenía constancia de la aparición de una supernova en la galaxia, SN1959D. Una supernova de Tipo II que alcanzó la magnitud 13,4. Pero el año pasado, el 21 de abril otra supernova de Tipo II fue descubierta por K. Itagaki, SN 2013bu, que parece que alcanzó la magnitud 15,5.

Tanto en fotografías como en visual desde cielos oscuros se puede ver sin dificultad un grupo de galaxias de menor tamaño y brillo “merodeando” la galaxia principal. Parecen galaxias-satélite pero realmente es la casualidad, que ha querido que NGC 7331 se solape con un grupo que está 10 veces a mayor distancia. A este grupo se le conoce con el nombre de Deer Lick. El nombre le viene de Tom Lorenzin, autor de «1000+ The Amateur Astronomers’ Field Guide to Deep Sky Observing» que bautizó al conjunto en honor a su lugar favorito de observación, el Deer Lick Gap en las montañas de Carolina del Norte, donde una vez tuvo una vista memorable de este grupo.

Algunas componentes del grupo son NGC 7337, NGC 7340, NGC 7335, NGC 7336, PGC 2051985, NGC 7325 y NGC 7326.

Teniendo en cuenta la lejanía de estas aparentes vecinas, podemos concluir en principio que NGC 7331 es una galaxia solitaria, pero realmente está emparentada con NGC 7320 a escaso medio grado hacia el sur, a unos 47 millones de años-luz, y que a su vez está proyectada sobre el famoso Quinteto de Stephan, éste a 300 millones de años-luz. Es la intrusa del quinteto, lo cual lo convierte, ¡ay! en un cuarteto.

El grupo Deer Lick y el Quinteto de Stephan no están relacionados entre sí.

NGC7331 es la galaxia más brillante de Pegasus y, aunque visible con prismáticos, Charles Messier no la incluyó en su catálogo de nebulosas. Tuvo que esperar a ser descubierta por William Herschel en 1784. Los primeros observadores de los siglos 18 y 19 clasificaron como “nebulosas espirales” lo que hoy conocemos como galaxias.

Wikipedia

CÓMO ABORDAR LA OBSERVACIÓN:

NGC7331 es más tenue que M32 pero más brillante que M110. Aunque no abundan las estrellas cercanas de referencia, el hecho de que pueda a veces verse por un buscador de 9 x 50 facilita su búsqueda. Además, forma un triángulo claro con Beta y Eta Peg.

La más mínima contaminación lumínica puede reducir el área observable a poco más que el núcleo, dando una apariencia más débil de lo que la magnitud de 9,5 sugiere.

* Con aperturas de 100 a 150 mm. la primera impresión es su evidente elongación y queda patente que va a ser necesaria la observación lateral para acostumbrar el ojo y poder ver algo de la periferia. Enseguida va surgiendo una forma que recuerda una versión en miniatura de M31 con el núcleo claramente brillante, casi estelar, y el halo elíptico tiende a ser algo más débil en la parte Oeste. Los supuestos brazos espirales se aprecian como dos extensiones difusas, siendo la extensión Norte más visible que la Sur. No hay rastro de las galaxias de fondo.

* Con aperturas de 200 a 250 se hace ya visible al menos una galaxia más del grupo Deer Lick, normalmente es 7335. El interior de la galaxia gana en detalle y el halo aumenta de tamaño.

* Usando aperturas de 250 a 300, aunque aun dependemos de cielos oscuros y contrastados, la parte oeste muestra un borde más definido debido al polvo estelar y ya podemos ver tres o cuatro componentes del grupo de galaxias. Si el cielo nos ha permitido verlas, entonces seremos capaces de ver el vecino Quinteto de Stephan, que se encuentra a sólo medio grado al Sur-SurOeste.

* Con aperturas de 400 en adelante se aprecia estructura en la parte externa, correspondiente a los brazos. Dos franjas oscuras arriba y abajo del núcleo mas alguna otra zona distribuida irregularmente por el cuerpo de la galaxia. Los brazos en sí se pueden reconocer pero sospecho que es porque ya sabemos que están ahí, no por su nitidez. El núcleo es muy brillante y su parte central es estelar. En cuanto al grupo Deer Lick, se detectan sin ningún problema cuatro de sus componentes, las más próximas entre sí. Solamente habrá que cercionarse de la localización de las demás para poder detectarlas. Alguna de ellas, por su redondez, es en principio confundible con una estrella. Hay que tener en cuenta que rondan las magnitudes 14 a 15. No conviene pasarnos de aumentos porque el conjunto apenas cabe en medio grado de campo.

Con mi telescopio, y sin problemas atmosféricos la apariencia del grupo suele ser como sigue: NGC7335, la que me parece más evidente de todas, es visible con visión directa como un óvalo uniforme en brillo. 7340 y 7337 se deben observar con visión lateral. Ambas son puntos difusos y redondos. 7325 está al otro lado de 7331, se aprecia con visión directa y se puede confundir con una estrella brillante. 7336 es un punto pequeño que es delatado por una ligera neblina alrededor del punto central. Es menor de un minuto de arco y visible poco más que la mitad del tiempo. 7325 y 7326 son también redondas y difusas, de aproximadamente un minuto de arco y visible tres cuartas partes del tiempo. Siempre con visión periférica.

Aunque Pegasus no es tan pródiga en galaxias brillantes como por ejemplo Leo o Ursa Major, esta galaxia ofrece buenas imágenes para un buen rango de aperturas, partiendo de instrumentos bastante modestos. Aunque no apta para cielos polucionados, es un interesante conjunto cuando podemos disfrutarlo en cielos contrastados y sin polucionar.

Buena observación y ¡nos vemos por ahí fuera!

Artículo adaptado del aparecido en la Revista RIGEL nº 236 de la Asociación Valenciana de Astronomía.

Siguiente Publicación

Anterior Publicación

© 2020 NESTORGM.COM

Tema de Anders Norén