NESTORGM.COM

Astronomía, astrofilia… y alguna rareza que otra

ABIERTOS EN LACERTA Y CEFEO

Casi un año sin escribir reportes de observación, después de aquella última observación con mi anterior telescopio que casi premonitoriamente pero sin querer supo a despedida. Ha pasado casi un año bastante escaso en observaciones. Una temporada larga adaptándome al nuevo telescopio y a nuevas formas de observar. He redescubierto objetos ya conocidos pero bastante más luminosos y llenos de detalles que no había visto antes. Unas cuantas salidas de observación, pero muy pocas que dieran de sí como para escribir una crónica larga relatando los objetos que vi.

Siento que ya es hora de volver.

Estoy en perfecta sintonía con el telescopio y, si bien todavía escribiré algunas crónicas llenas de objetos, detalles de los mismos y vivencias personales, abundarán más los pequeños informes y listas cortas de objetos observados.

Creo que no lo he mencionado, pero el telescopio que tengo desde hace ya casi un año es un Dobson de 400mm. de diámetro a f/4,4 construido por Joan López Vila

y esta es la primera observación que pongo aquí hecha con el mismo:

Noche del 1 al 2 de octubre de 2011

Estoy en La Bellida, un monte a 1200m sobre el nivel del mar.

Llego al punto de observación pasadas las 22h y me encuentro con que está nublado, de modo que toca esperar pacientemente: Cenar, escuchar música y leer o consultar mapas a la espera de que despeje.

A eso de las 00:45 parece que el cielo permite hacer las primeras observaciones y el telescopio ya hace varias horas que está montado esperando que sea el momento.

Lo primero que está a tiro, atravesando una fina capa de nubes es Júpiter. El seeing no es perfecto pero permite poner una cantidad moderada de aumentos y percibir detalles e irregularidades internas en las bandas nubosas. El rango de tonos marrones y ocres también es generoso. Hay bastante contraste entre bandas de diferentes colores.

El cielo no parece que se vaya a despejar pronto. Después de alguna ida y vuelta al interior del coche por avalanchas de niebla y extrema humedad cojo una pequeña lista de objetos pertenecientes al catálogo Herschel 400

El primero es un cúmulo abierto que llama poco la atención. Es NGC 7209 en Lacerta. El campo en el que se encuadra es rico. Los componentes del cúmulo rondan la magnitud 7 y pico. Digo que llama poco la atención porque el fondo del cielo es bastante rico en estrellas y no es sencillo discernir lo que es cúmulo de lo que no es, perteneciendo más de la mitad de las estrellas visibles al fondo, lo que hace parecer al cúmulo en el doble de grande de lo que realmente es. Si no hubiese buscado a propósito este objeto no habría reparado en él. La magnitud del cúmulo es de 7’7, como la mayoría de sus componentes y un diámetro de unos 15 minutos de arco (15′).

No muy lejos del anterior cúmulo, también en Lacerta se encuentra NGC 7243, cúmulo abierto más fácil de discernir que el anterior. Aunque el campo es igualmente rico el objeto no resalta en exceso. Se ve sin problemas en el buscador de 8×50. La magnitud es de 6’4. Es el doble de grande que el anterior y las estrellas que parecen formarlo pueden ser medio centenar. En el centro del cúmulo pueden apreciarse las sutilezas propias de los cúmulos abiertos, por ejemplo en este caso una doble muy delicada con componentes de magnitud 9’7 y 9’3.

Seguimos en la misma zona del cielo esta vez con el cúmulo abierto NGC 7296. Un objeto diminuto de apenas 3 minutos de arco y magnitud de 9’7. Comparte con los cúmulos anteriormente citados un fondo densamente poblado, lo que unido a lo delicado del cúmulo y al discreto brillo de la mayoría de componentes (mag.10 en adelante) debe hacer difícil su observación en cielos polucionados lumínicamente. Es un cúmulo pequeñito pero obvio por condensado y que comparte con los anteriores un entorno lleno de detalles. Como ejemplo cabe mencionar que no hay que alejarse mucho del cúmulo para toparse con tres nebulosas oscuras.

Los tres objetos anteriores los he observado con un ocular de 22mm.. lo que me ofrece un grado del cielo a 82,7 aumentos.

A eso de las tres de la mañana apunto a NGC 6939. Cúmulo abierto en la constelación de Cefeo.

Su magnitud es de 7,8 y su diámetro es de 10′. Me ha resultado mucho más fácil de encontrar, ver, distinguir que los demás. Habita en una zona no tan profusamente poblada como los citados anteriormente y pese a que las estrellas que lo pueblan son más bien débiles, puede considerarse este un cúmulo clásico. Vamos, de los de «toda la vida». Es bastante redondo, una bola de luz compuesta por estrellas muy delicadas y es vecino cercano del siguiente objeto de la noche. De hecho cabe en el mismo campo de un grado.

NGC 6946. Galaxia de magnitud 8’8 y unas dimensiones de 13’x13′. Me sorprende lo débil que es pese a la extensión que ocupa. Solamente con minutos al ocular se puede confirmar que el objeto es una galaxia y no cualquier amorfa nebulosa de reflexión perdida en el espacio. Pero con el tiempo van apareciendo cosas, aunque muy pocas cosas. ME ha costado mucho localizarle el núcleo. Parece una galaxia sin núcleo. Al final se le localiza, si, pero siendo bastante paciente y buscando las zonas del ojo más sensibles. Aunque no se le resuelven claramente los brazos, si que hay uno que resalta sobre los demás, tanto en brillo como en longitud lo que hace que el núcleo de la galaxia esté desplazado hacia un lado y el brazo más visible se aleje por el lado contrario descompensando su centro. Hay presentes algunos «grumos» de formación estelar en los brazos menos visibles. Los detalles acaban aquí. Es una galaxia que sorprende por el poco detalle que muestra pese a sus generosas dimensiones. No obstante es un objeto digno de ser buscado y observado con paciencia.

Para la galaxia utilizo 165 aumentos y para abarcar el par abierto-galaxia he utilizado 82.

Cúmulo abierto en Cefeo. NGC 7160. Mag.6’1 y 5 minutos de diámetro. Realmente no hay diámetro que valga, ya que más parece un asterismo formado por media docena de estrellas que un abierto clásico. Se podría definir como una docena de estrellas formando una «Y» sobre un tapiz de medio centenar de estrellas de magnitud 7 o más débiles. Cabría destacar lo que parece ser una nebulosidad alrededor de las dos estrellas dominantes. No sé si es realmente así, pero es lo que percibo. Hay un pequeño arco de tres estrellas de mag. 9 en el centro.

Bastante cerca de aquí, a poco más de 2º al N-O de Xi Cefei se encuentra el abierto NGC 7142. Su magnitud es de 9’3 y su diámetro de 12 minutos. No es un cúmulo de los que se encuentran con el buscador, es débil, aunque al ocular tampoco hay mayor problema siempre y cuando no nos veamos afectados por un cielo pobre. Sus componentes son de bajo brillo en su mayoría salpicadas de vez en cuando por alguna corriente de estrellas de magnitud algo mayor, digamos 8 ó 9. Justo al lado me he encontrado con un grupito de estrellas (2 ó 3) rodeadas por una tenue nebulosa. Consulto las cartas y me sale que ahí debe de estar NGC 7129. Buscando información en casa sobre este objeto tenemos que esta es una nebulosa de reflexión a 3.300 a.l. iluminada por un joven cúmulo abierto de un centenar de estrellas de apenas un millón de años de edad.

Son las 3:40h. El cacharro que mide la oscuridad del cielo da una medida de 21’2 y el cielo está moderadamente lechoso. Ha habido una humedad considerable, por lo que no esperaba una gran noche en cuanto a oscuridad y contraste.

Descubierto por Caroline HerschelNGC 7380 es un cúmulo abierto cerca de Delta Cefei de magnitud 7’4 y 20′ de diámetro y con algo más de un centenar de estrellas de magnitud 10 en adelante. Está en un área bastante rica en estrellas de fondo. No cuesta mucho darse cuenta de que es un cúmulo asociado a nebulosa, ésta última con unos límites bastante parecidos a los del cúmulo. Para confirmar que efectivamente ese halo que se ve es una nebulosa, he puesto un filtro nebular que logra oscurecer el fondo y corroborar la presencia de una nebulosa, aunque sin mostrar más detalle, al menos hoy.

Mientras en los montes de los alrededores parece que hay un concierto de zorras ladrándose unas a otras, así como alguna rapaz nocturna que se acerca donde estoy yo y me sobrevuela repetidamente a pocos metros, yo intento localizar el siguiente objeto, bastante cerca del anterior.

NGC 7510. Cúmulo abierto en Cefeo de mag. 7’9 y diám. 7′. Lo recorre una corriente de estrellas de S-O a N-E más brillantes que el resto formando un núcleo bastante lineal. No llega a tener un centenar de estrellas, la mayoría de magnitud 10 y superiores.

Para finiquitar la noche, tengo en la lista una nebulosa planetaria de magnitud 12’3 y unos 35 segundos de arco de diámetro. Su brillo superficial es elevado pero es bastante pequeña, por lo que al buscarla con el ocular de 22mm. hay que tener cuidado de no pasar de largo confundiéndola con una estrella. La estrella central (mag.11’6) brilla más que el conjunto de la nebulosa, por lo que hay que buscar una «estrella» de magnitud 12. Para «separar» la estrella de la nebulosa, ver detalles internos y que el objeto tome cuerpo en el ocular hay que utilizar aumentos superiores a 200. Un objeto delicado para una noche de observación sin grandes pretensiones.

Estas noches con cielos no del todo oscuros debido sobre todo a la humedad ambiental se pueden aprovechar observando objetos contrastados y definidos como los cúmulos abiertos.

Un saludo.

Néstor.

Siguiente Publicación

Anterior Publicación

© 2020 NESTORGM.COM

Tema de Anders Norén