NESTORGM.COM

Astronomía, astrofilia… y alguna rareza que otra

ALGUNOS OBJETOS COMUNES EN CONSTELACIONES DE VERANO

Sesión y Meteorología

Un día después de visitar el CAAT, la noche del viernes al sábado, 9 al 10 de agosto de 2013, me voy a mi lugar habitual de observación, unos 15 Kms al N-O de Alcublas con mi dobson de 406.

Temperatura inicial de 18,5ºC y humedad relativa en 55% al comenzar la sesión. El espejo comienza unos 2ºC por encima de la temperatura ambiente. El cielo está impoluto, el seeing no es para tirar cohetes al principio porque acaba de anochecer pero va mejorando conforme avanza la noche. No traigo programa de observación pero echo mano del propuesto en el libro «Objetos celestes para telescopios modernos».

Seeing

Bastante decente. Mejora con el paso de las horas.

Telescopio

Dobson de 406 mm.

Aumentos utilizados:

82x, 165x y 271, además de los aumentos indeterminados que ofrece el cabezal binocular y que deben superar los 300x

Constelaciones

Cassiopeia, Andromeda, Lyra, Cygnus, Capricornus.

En Cassiopeia; Muy cerca de Alpha Cassiopeiae, en triángulo con Eta Cas.; Es un cúmulo abierto con nebulosidad. IC 5146. La nebulosa es conocida como «Comecocos», no es muy intensa. Aunque para detectarla no es necesario filtro nebular, para intentar descubrir sus detalles sí que es imperativo usarlo. El nombre le viene porque en fotografías tiene cierta semejanza con el muñeco principal del famoso juego de los ’80. Realmente en visual haría falta mucha imaginación para encontrar similitud ya que el borde exterior del personaje no es nada nítido. No es una curvatura que se termina cerrando. De todos modos, la apertura de la boca sí que tiene una línea recta, aunque la parte de la mandíbula ya no está tan clara; el ojo está muy marcado por una estrella cuádruple bastante cerrada. Se llama Bunham 1, de magnitudes 8’6 9’3, 8’9 y 9’7; y separaciones 1’4 arcsegs, 3’8, y 9 segs..

Hago la observación con 82 aumentos con filtro. La imagen no ha soportado bien el uso de la barlow.

NGC7662. Bola de Nieve Azul; Nebulosa planetaria en Andromeda; Mag. 8,6 y diámetro 15′; Un objeto bastante conocido y observado en numerosas ocasiones, tiene bastante brillo superficial aunque el objeto es muy concentrado, como la mayoría de las nebulosas planetarias pequeñas, que están esperando eternamente que salga una buena noche para poder aplicar aumentos sin piedad para ver todas sus intimidades. Esa noche parece que nunca llega.

La localizo con 82X, después incorporo la barlow para trabajar a 165X y más tarde uso 271. Con este último aumento solo consigo aumentar la escala de imagen pero no los detalles.

¿Qué detalles son los que se perciben hoy? Pues… el primer vistazo muestra una bola; a pocos aumentos es bastante evidente el color verde-azulado (yo lo veo más azul) que se va diluyendo conforme aplico más aumentos. Con 271X no soy capaz de apreciar color; Más tarde, eres consciente de cierto vacío en el interior, por lo que la bola se convierte en un anillo, pero es un anillo que no está vacío del todo. El centro conserva material brillante, por lo que es bastante más difícil percibir ese anillo que en la famosa nebulosa M57; La siguiente particularidad es que el citado anillo está inscrito dentro de un parche de luz que lo supera en diámetro. Es este «parche» de luz el que le imprime brillo al centro de la nebulosa; Por momentos uno es consciente de que el anillo no es redondo, sino que tiene un radio mayor y uno menor, y luego por momentos, esto es algo más difícil, se parece atisbar la estrella central, aunque no de forma puntual sino una zona algo más concreta de brillo superior.

Aquí yo he creído ser consciente, y así lo he reflejado en algún dibujo, que había dos anillos cruzados, cuando en realidad la fotografía no revela tal cosa. Es un anillo amorfo, incluso diría que más brillante en un lado que en otro, inscrito en un parche de luz más amplio que el anillo y que rellena su interior.

Dibujo de hace unos años:

Constato una vez más que el mejor modo de sacar detalles de una observación es dedicándole tiempo a un objeto. La cantidad de detalles que aparecen con paciencia, y que en un primer momento uno no percibe, es muy superior a la observación digamos «fugaz». Luego también he usado el cabezal binocular, que ha estado durante mucho tiempo en desuso y la escala de imagen es para quitarse el sombrero.

NGC752, Cúmulo abierto en Andromeda; Como estrellas de referencia me he servido de gamma y de beta en Triangulum, de ahí he ido a una estrella brillante que parece que es doble y justo al lado en el buscador ya se veía. Y en el buscador se ve un objeto tan amplio que luego al ocular estás tan metido en el cúmulo que no puedes contemplarlo, de modo que no he visto más que un apelotonamiento de estrellas bastante disperso. Sin embargo debe de ser un objeto bastante resultón para prismáticos.

12:45 A.M.

NGC404. La llaman la Galaxia Oculta. Es una galaxia elíptica en Andromeda de magnitud 10, y diámetro 2 minutos. Si no recuerdo mal es un objeto de la lista Herschel 400. La llaman oculta porque está muy pegada a Beta Andromedae (Mirach), cuyo brillo eclipsa en gran medida este objeto. Se puede individualizar sin problemas, pero su cercanía a la estrella hace que en muchos mapas y cartas celestes el símbolo de la galaxia esté inscrito dentro del círculo que representa la estrella, pasando la primera inadvertida. Resulta difícil incluso a 271X sacar detalles a la galaxia por la omnipresencia de la estrella que «mancha» de luz todo el campo. En definitiva es una galaxia de frente con bastante brillo superficial, no está tan apagada como cabría pensar, y se le puede apreciar un núcleo puntual relativamente brillante, y una periferia que va cayendo en brillo muy paulatinamente. Ahí acaban todos los detalles.

1:10 A.M.

Le toca el turno a NGC7331, que he visto varias veces últimamente. La veo con asiduidad. Tiene una mag. de 9’5 y dimensiones de 11 x 4 min., está en Pegasus; núcleo brillante y al contrario de otras veces, no he sido capaz de avistarla por el buscador. Es más tenue que M32 pero más brillante que M110. Pero hoy me he fijado en las galaxias que aparecen a su alrededor, las cuales no son satélites, sino que son de tamaño semejante pero están a una distancia 10 veces mayor. Aprecio con facilidad 3.  NGC7340, NGC7338, NGC7337, NGC 7335 y con cierta dificultad NGC 7336. Y una quinta, que es la que más apartada está y que es muy confundible con una estrella debido a su redondez. Los aumentos utilizados para hacer esta «exploración» han sido 165.

1:30 A.M. 18ºC y 45% de humedad.

Como no podía ser de otro modo al haber observado el grupo de galaxias Deer Lick, apunto a Hickson 92 / Arp 319. Vamos, el quinteto de Stephan.

Se ve claramente la componente NGC7320 con su doble núcleo (uno de los dos es una estrella); 7320*; 7319; 7318B y A; También puedo apreciar con dificultad NGC7317, la más tenue, desangelada y separada del grupo más compacto. No soy capaz de ver NGC7320C que se encuentra en la periferia.

Toca ir a M33, la galaxia del Triángulo, que mide 70 x 45 minutos y tiene un brillo de 5,7.

Aun le quedan un par de horas para alcanzar una altura óptima. No aprecio su figura como sí la he apreciado cuando la he pillado más alta, pero sí que se le ve alguna «corriente», como brazos que contenían algunos «grumos» y zonas que son regiones ricas en hidrógeno. La más llamativa está al final de un brazo, el brazo más evidente. Se trata de NGC604, que brilla con una magnitud de 10 y 1,9′ de diámetro. Tiene un ratio brillo/superficie mayor que la galaxia en la que está. Es una de las pocas ocasiones que tenemos de ver un objeto dentro de otra galaxia.

2:10 A.M. 17ºC y 48% de humedad.

Cambio de sector y apunto en esta ocasión a Lyra. Voy al cúmulo globular M46, de mag. 6 y 2 minutos de arco de diámetro. La altura en el cielo le favorece mucho, es un cúmulo muy resultón y la definición de las estrellas es más que aceptable.

La he localizado con 82 aumentos, más tarde aplico 165x y finalmente le he puesto sin piedad el cabezal binocular. La visión es espectacular pese a que la exageración de aumentos no permita estrellas puntuales.

NGC6826. Nebulosa planetaria «Parpadeante», en Cygnus. Mismo rango de aumentos. 82, 165 y finalmente… cabezal binocular. Como se suele decir consideraciones cromáticas aparte, «no hay color». La imagen en los dos oculares, la sensación, es… BRUUUTAAAL. No tengo palabras. En serio. Salvo el detalle de no poder enfocar del todo bien las estrellas de fondo, la imagen de la nebulosa con esa escala es bestial.

Un dibujo de hace años con el Newton 254:

Ya que estoy por la zona le echo un vistazo a una galaxia que figura en el mapa, al lado de Kappa Cygni. NGC6798. Mide 1,6 x 0,9 y brilla con magnitud 13,3. Es una galaxia muy discreta tanto a 82 aumentos como a 165. Débil. La mínima expresión de una galaxia. De no haber tenido buenas estrellas de referencia no la habría podido localizar.

2:55 A.M.

Me quedo por Cygnus. Esta vez voy al corazón de la constelación. NGC6888. Nebulosa Creciente. Encontrada sin filtro con 82 aumentos a mitad de camino entre Gamma y Eta Cygni. He reconocido el asterismo que queda inscrito en la «C» que forma la nebulosa, ese que recuerda a «la piedra angular» de Hercules y acto seguido le he colocado el filtro para que la nebulosa apareciese de la nada. La veo bastante mejor que en recientes observaciones hace unos días. No es la mejor noche, pero… empiezo a creer que estoy «idealizando» los recuerdos que tengo de ciertas noches.

Duplico los aumentos y la imagen se oscurece en exceso, de modo que la parte más débil que es la extensión que no es bien visible con telescopios más pequeños, se ha perdido bastante, quedando la «C» original que yo conocí con mi Newton 250.

Acercándome por las inmediaciones de Deneb he estado un rato «itinerando» por las nebulosas oscuras que pueblan la zona, la Nebulosa del Pelícano y la Norteamérica, y alguna otra que no logro identificar pero que forman parte de alguna de las dos o es otra con otro nombre que no me sale en el mapa.

Yéndome más al norte de Deneb en las cartas, al O-N-O he visto que había alguna nebulosa oscura por ejemplo Barnard 168, alargada y muy definida, y al final de la misma se encuentra IC 5146, Cocoon Nebula o Nebulosa del Capullo. Allá que me he ido. Es muy fácil de localizar por el motivo antes citado. Observarla es otro tema. Es extremadamente débil. Si no fuese porque B168 es una nebulosa oscura MUY definida no la habría encontrado. Lo que se ve es una debilísima nebulosidad. Intercalo filtro y la imagen mejora sobretodo en cuanto al oscurecimiento del fondo pero la nebulosa no resalta. Incrementar los aumentos tampoco soluciona nada. La imagen más decente la consigo con 165x.

A pesar de lo discreto de la nebulosa, solamente por la espectacularidad de B168 y su abrupto contraste con el fondo del cielo vale la pena acercarse hasta aquí y buscar IC 5146.

Wikipedia

Después de estar disfrutando aleatoriamente de los objetos que estaban mas altos, como M31 y M33 que están espectaculares y a punto de caramelo para «reventarlos» con cartas detalladas, apunto a la Nebulosa de la Burbuja, NGC7635 en Cassiopeia. La encuentro sin dificultad y… bueno, tampoco es la mejor imagen que he visto de la burbuja pero es mejor que la de las dos observaciones anteriores. Con todo y con eso no soy capaz de ver una parte importante de la curvatura que forma la burbuja. Sólo atisbo a ver, y no durante mucho tiempo, una parte de la curvatura que parte de la estrella brillante que domina la imagen.

Me voy a Capricornus. Por aquí anda la galaxia de Barnard. No he sido capaz de verla porque se me ha hecho tarde y está demasiado baja. Sí que he podido localizar, sin embargo, NGC6818, una nebulosa planetaria llamada Pequeña Gema. Y bueno, tampoco me he recreado mucho porque estaba tan cerca del horizonte que tampoco me hubiese ofrecido gran cosa aparte de un disco brillante sin detalles.

4:45 A.M.

He intentado unas nebulosas planetarias por la zona de Capricornus, como la nebulosa Saturno, que ya está demasiado baja, además de que el seeing se ha estropeado un poco. Luego he ido a ver 6543, Ojo de Gato pero era evidente que hacía falta algo mejor de seeing. Y aprovechando que queda poca noche, Orión aparece por el horizonte Oeste y empieza a clarear, vuelvo otra vez a visitar M33 y M31, que conservan una altura decente. M33 se ve ya sin esfuerzo el recorrido de los brazos, hasta dónde llegan, se ven continuidades y no tramos neblinosos inconexos, bastantes estrellas en el cuerpo de la galaxia… Ha dejado de ser una mancha para ser ya una estructura compleja. Para mi gusto le falta oscuridad de fondo, pero a estas horas ya no va a ir a mejor.

Y a las 5:20 A.M. tengo el equipo recogido y me voy a casa. Son sólo 15 minutos. Me voy habiendo disfrutado de una noche sin planear, sin un itinerario específico pero habiendo disfrutado bastante.

Me encanta esta afición. No la puedo dejar.

Nos vemos en otra ocasión por ahí fuera.

Néstor.

Siguiente Publicación

Anterior Publicación

© 2020 NESTORGM.COM

Tema de Anders Norén