NESTORGM.COM

Astronomía, astrofilia… y alguna rareza que otra

ACABA EL AÑO INTERNACIONAL DE LA ASTRONOMÍA

Ya está. Ya ha terminado 2009, el Año Internacional de la Astronomía.

El pretexto de esta celebración es, como no podía ser de otro modo, una efeméride. Se han festejado los 400 años desde que Galileo Galilei apuntó por vez primera un telescopio al cielo. Galileo pudo probar, con el uso de los primeros telescopios, teorías que contradecían claramente creencias milenarias, lo que estuvo a un tris de costarle la vida.

Además, también en 1609 Johanes Kepler publicó Astronomía Nova, una obra que rompe con el dogma medieval de que los astros se mueven en círculos perfectos y a velocidad constante.

El objetivo ha sido acercar el conocimiento astronómico a la gente lo máximo posible, y para ello investigadores, organismos gubernamentales, universidades y, sobretodo, asociaciones de aficionados han redoblado esfuerzos para que a lo largo de estos doce meses no hayan faltado actividades de divulgación astronómica de los más diversos tipos: conferencias, cursos, exposiciones fotográficas, talleres, observaciones públicas en plena calle… en definitiva iniciativas de todo tipo con la intención de despertar la curiosidad en la gente acerca de cómo es y cómo funciona el cosmos del que formamos parte.

A uno le queda la esperanza de que a estas actividades no sólo haya asistido gente ya interesada en el tema, sino gente que “pasaba por allí” y haya sentido curiosidad por lo que estaban haciendo un grupo de personas con unos aparatos extraños apuntando el cielo y al acercarse haya descubierto cosas que le hayan despertado la curiosidad y le hayan llevado a preguntarse cosas.

Desde luego me consta que ha sido así, mirar por primera vez a través de un telescopio y descubrir que la Luna está surcada por profundas cicatrices, apreciar el movimiento de los satélites de Júpiter, o ver los anillos de Saturno ha sido para muchos un sentimiento semejante al de Galileo 400 años atrás, porque para ellos estaban descubriendo todo eso  en ese momento.

Cuánta gente ha podido disfrutar de eso… pues es imposible saberlo pero no será porque no lo hemos intentado, acercando el cielo al gran público con el mensaje que rezaba en el slogan del Año Internacional de la Astronomía: El Universo para que lo descubras.

Han ocurrido muchas otras cosas en la astronomía, nuevos  descubrimientos, imágenes nuevas y reveladoras o la puesta en marcha de nuevos dispositivos para observar el cosmos. Incluso hoy 31 de diciembre, cuatro horas antes de finalizar el año tiene lugar un eclipse parcial de luna visible desde toda la península.

Aquí en España, el principal evento ha sido la puesta en marcha definitiva del Gran Telescopio de Canarias, situado en el Roque de los Muchachos, en la isla de La Palma, Canarias: el mayor telescopio del mundo, con el que los astrónomos de nuestro país dispondrán de una  excepcional ventana al Universo desde un no menos excepcional lugar.

Por mi parte, además de participar en cuantas actividades de divulgación he podido con la Asociación Valenciana de Astronomía y seguir dando pequeñas dosis astronómicas desde este pequeño portal, también he empezado una serie de colaboraciones en el blog de una  asociación cultural, la Asociación Cultural Las Alcublas, ACLA. De ese modo intentaré aportar algo de ciencia a la cultura, que muchas veces parecen dos cosas contrapuestas, aunque sea en forma de breves y esporádicas pinceladas tratando de explicar que esto de la astrofísica no es tan complicado como parece y que simplemente levantando la vista  en una noche estrellada nos daremos cuenta de que estamos en contacto con el universo del que formamos parte:

Entrada 1. Entrada 2. Entrada 3. Entrada 4. Entrada 5.

¡Feliz año 2010!

Néstor.

Siguiente Publicación

Anterior Publicación

© 2020 NESTORGM.COM

Tema de Anders Norén