ATENCIÓN PLENA. Winifred Gallager.

Desde siempre he tenido problemas para concentrarme en una sola cosa y cerrarme a estímulos externos, tendencia a procrastinar… o a soñar despierto cuando debería estar absorbiendo información que tenía frente a los ojos. Como no podía ser de otra manera, los inconvenientes de esa “característica” son numerosos y las consecuencias son tan negativas como numerosas, ya haya sido a nivel académico, profesional, personal, etc.

Además, he sido consciente de ello desde siempre, lo que añade el ingrediente del dolor a todo ello. Es una cosa que tengo bastante presente últimamente y procuro mejorar con entrenamientos, hábitos y lecturas sobre el tema. El libro que traigo esta vez a “algo para leer”, pues, no podía menos que llamar mi atención cuando lo vi en un catálogo de una famosa tienda. Lo que echaba para atrás era la editorial, muy dada a publicar magufadas. Sin embargo, alguna reseña positiva, amén del precio y la edición ligera me hicieron decidir a probar suerte. La traducción, tanto del título como de la frase que lo acompaña, están en la línea sensacionalista y simplona de la editorial, pero ya sabemos cómo funciona esta industria.

 

La autora

Winifred Gallager

Winifred Gallagher es investigadora en el área de las ciencias del comportamiento y ha escrito diversos libros como House thinking, just the way you are (libro destacado por New York Times), Working on God o The power of place. Ha colaborado en publicaciones como Atlantic Monthly y New York Times. Cuando le diagnosticaron un cáncer descubrió que la única forma de evitar la angustia por el posible desenlace de la enfermedad era enfocarse en el momento presente y dedicar toda la atención a las vivencias cotidianas. Superada la enfermedad, comenzó una investigación sobre la atención, basada en las investigaciones más innovadoras en los campos de la neurología y las ciencias de la conducta. El libro transita por los últimos hallazgos en neurociencia y las investigaciones acerca del rol de la atención en el desarrollo de la conducta, el estado de ánimo y la identidad de las personas. Nos lleva a través de los capítulos por las herramientas que, usadas convenientemente, sirven para transformar la atención inconsciente o involuntaria en otra consciente, “buscada” y en último término conseguir experimentar las experiencias que buscábamos y más a largo plazo convertirnos en quien nos gustaría ser. A lo largo de los catorce capítulos se usan muy a menudo ejemplos de experimentos e investigaciones cobre las consecuencias de la atención, del enfoque.

Las claves del libro

Presta atención: tu vida depende de ello.

De dentro a afuera: los sentimientos condicionan el enfoque.

De fuera a adentro: lo que ves es lo que tienes.

Herencia: nacidos para prestar atención.

Medio: tu cerebro en atención.

Relaciones: vivir en mundos distintos.

Rendimiento trabajar en la zona.

Decisiones: la ilusión del enfoque.

Creatividad: sensibilidad al detalle.

Focus interruptus.

Trastornos de atención.

Motivación: sin perder de vista el objetivo.

Salud: adonde fluye la atención.

Sentido: prestar atención a lo que más importa.

Entrando dentro ya de la opinión de la escritora sobre cómo habría que interpretar todas esas conclusiones a las que las investigaciones están llevando, Winifred Gallager opina que la calidad de vida no depende de la suerte, de la inteligencia o belleza con la que nacemos. Por el contrario, opina que la experiencia de la vida se ve determinada sobre todas las cosas por aquello a lo que decidimos prestar atención.

 

Conclusión

Puede enganchar más o menos, estar mejor explicado o menos, con un ritmo que vaya mejor a unos lectores que a otros pero… el concepto me parece muy importante: Decide a qué prestas atención en la vida y así será. Nuestra habilidad para enfocarnos en un tema determinado nos lleva a profundizar en el mismo, más tarde a dominarlo y posiblemente a ser un erudito. No importa de qué se trate, puede ser trabajo, deporte, afición… Nuestra atención es como un arma que dispara en la dirección en la que apuntamos, y el objeto de nuestra atención condicionará nuestra calidad y experiencia de vida. De ahí que sea tan importante centrarnos en pensamientos y sensaciones positivas. Si hacemos lo contrario nos acechará la depresión, la culpa, el arrepentimiento, etc.

Me ha parecido un libro instructivo y completo pese a su reducido formato. Enseña a enfocar nuestra experiencia consciente en cada momento, aprovechando la capacidad de la mente para el disfrute y la admiración.

Quedando clara la idea, ya solo nos queda ponernos a ello. No lo conseguiremos en cuatro días, ni leyendo un libro. Es una cosa a largo plazo pero que brinda beneficios desde el primer día.

Acerca de